¿Qué es un vasoespasmo en el pezón?

Cuando nuestros vasos sanguíneos se contraen o disminuyen en diámetro se llama “vasoespasmo”. Los vasoespasmos pueden producirse por exposición al frío o estrés emocional, pero en algunas personas, pueden ser graves y causar dolor. Durante la lactancia, los vasos sanguíneos del pezón se pueden contraer o tener un espasmo. A esto se le llama “vasoespasmo en el pezón”.

¿Cómo puedo saber si tengo vasoespasmos en los pezones?

Dolor en el pecho y pezón

Los vasoespasmos en el pezón pueden producir un dolor de leve a fuerte en pezón y pecho durante o entre tomas. El dolor puede ser un ligero picor, sensación de quemazón, entumecimiento profundo o un dolor punzante y agudo. El dolor puede durar de unos pocos segundos a horas. El dolor puede empeorar cuando tus pezones se ven expuestos al frío, al salir de una ducha o baño caliente o si te sumerges en agua fría, por ejemplo.

El pezón cambia de color

Tus pezones pueden cambiar a blanco (o palidecer) tras la toma. También pueden volverse azules, lilas o rojo oscuro. Estos cambios de color son un signo de vasoespasmo en el pezón e indican que tus vasos sanguíneos se contraen.

Compresión del pezón

Si tu pezón se comprime, puede tener una forma diferente tras dar el pecho a tu bebé. Tu pezón puede parecer arrugado, doblado o más puntiagudo en general o en un lado del pezón. El flujo de sangre volviendo del pezón puede provocar una sensación de ardor o dolor punzante. La compresión del pezón, producida por un agarre superficial o a causa de que el bebé presiona el pezón para enlentecer el flujo de leche, son causas comunes de vasoespasmo en los pezones.

¿Qué causa vasoespasmos en el pezón?
  • Compresión del pezón por un agarre poco profundo.
  • Mal agarre y mordiscos
  • Grietas en los pezones u otras heridas y daños en el pezón
  • Exposición al frío
  • Periodos de gran estrés emocional
  • Fumar o ser fumadora pasiva
  • Migraña
  • Problemas médicos como Lupus, artritis reumatoide e hipotiroidismo.
  • Algunos medicamentos para el tratamiento de la candidiasis (hongos), como Fluconazol o Diflucan o anticonceptivos.

Es importante tener en cuenta que los vasoespasmos en el pezón a veces cursan con síntomas similares a los de infección por hongos en pezón o pecho. Si te han prescrito Fluconazol/Diflucan para los hongos, pero tu problema real son vasoespasmos en los pezones, este tratamiento puede empeorarlos.

¿Qué puedo hacer para evitar y tratar los vasoespasmos en el pezón?
  • Asegúrate de que tu bebe se coge bien y de que no te duele al dar el pecho. No dudes en pedir a tu médico, matrona o asesor de lactancia que te ayuden a conseguir una buena posición y agarre. Esto es fundamental para que la lactancia sea una experiencia positiva para ti y tu bebé.
  • El calor es muy importante. Da el pecho en una habitación caliente y asegúrate en todo momento de mantenerte caliente y proteger tus pezones de cambios bruscos de temperatura.
  • Para un alivio inmediato del vasoespasmo en el pezón utiliza compresas calientes. Puedes utilizar la palma de tu mano para crear un ligero calor o elegir una compresa natural y seca en condiciones ambientales.
  • Algunos ejercicios aeróbicos pueden ayudar a aumentar el flujo sanguíneo y la circulación. Intenta mantenerte lo más activa posible para tu estado de salud general.
  • Evita fumar y ser fumadora pasiva.
  • Limita o elimina la cafeína.

Si continúas padeciendo vasoespasmos a pesar de haber puesto en práctica estas recomendaciones, es importante que consultes con tu médico lo antes posible para que puedan estudiar o tratar cualquier problema potencial subyacente, como síndrome de Raynaud o candidiasis (hongos). Si alguno de ellos está causando tus vasoespasmos en el pezón, necesitarás un tratamiento especial y tu médico te lo podrá indicar.