Síntomas de los primeros dientes

A pesar de que los síntomas de la aparición de los primeros dientes y su intensidad difieren entre niños, una cosa es segura, para la mayoría de los padres y sus bebés, la dentición puede ser un proceso muy estresante. Una vez que los dientes empiezan a moverse hacia la superficie y salen de las encías, la presión que crean ocasiona dolor y otros síntomas desagradables, como el deseo de masticar, reducción del apetito y mal humor.

La dentición empieza en general alrededor de los 6 meses, aunque puede empezar tan pronto como a los 3 meses y tan tarde como a los 12 meses. Los síntomas de la dentición aparecen cuatro días antes de que el diente aparezca y pueden durar tres días más. En este período la mayoría de los niños experimentan al menos uno, pero normalmente más de un síntoma desagradable.

Síntomas frecuentes de la dentición

  • Encías inflamadas y tiernas que su hijo frota con sus dedos. Debido a la presión que crea el diente que sale, las encías se inflaman y están sensibles. Un suave masaje utilizando su dedo o una toalla suave puede aliviar un poco la molestia. Ademásm un juguete mordedor frío impregnado de un gel de dentición puede ser de ayuda.
  • Si mira en la boca de su hijo observará una parte de las encías roja, con un diente más o menos visible en su interior. A veces puede presentarse un ligero sangrado o un pequeño hematoma – una burbuja de sangre acumulada en el interior de las encías. Si tiene dudas, consulte con su médico.
  • Babeo excesivo, limpie la cara de su bebé a menudo con una toalla suave y aplique una crema protectora en la zona de la barbilla para prevenir la irritación.
  • Roer o chupar lo que puedan alcanzar. Esto pueden ser juguetes, dedos, artículos del hogar, su pelo, etc. Cámbielo por un sustituto adecuado como un mordedor o un paño húmedo frío.
  • Su bebé puede tener la cara roja, a veces incluso las mejillas rojas. Sin embargo, si su hijo tiene fiebre mayor de 102ºF o 38.9ºC, consulte con su médico, ya que no es un signo normal de dentición.
  • Frotarse la oreja o mejilla del lado de la cara en el que va a salir el diente.
  • Su hijo tiene menos apetito, especialmente a alimentos sólidos. Para algunos bebés masticar mientras le salen los dientes puede ser muy incómodo, por lo que empiezan a evitar comer. Intente ofrecerle comidas blandas frías, como yogur, zumo de manzana, fruta triturada, smoothy, etc.
  • Dormir inquieto durante la noche. Puede parecer que los síntomas empeoran durante la noche. La explicación más probable es que su hijo se pone aún más nervioso cuando está cansado, por lo que cada síntoma que puede sentir se exacerba debido al cansancio.
  • Tos, su hijo puede tragar algo del exceso de baba que está generando durante el proceso de dentición, lo que puede hacer que tosa. El primer paso es descartar cualquier otra causa, como un resfriado o alergias. De lo contrario, su hijo no debe tener problemas con la respiración. La ingestión de la baba también puede causar una heces blandas, pero si la diarrea se convierte en grave, visite al médico inmediatamente.
  • Su niño puede sentirse mucho más nervioso e irritable durante el proceso de dentición. Pueden estar llorando más de lo habitual o tener problemas para relajarse. Algunas de las sugerencias que hemos descrito anteriormente pueden ayudar a aliviar algunas molestias, pero no hay mejor cura para la irritabilidad que un montón de abrazos.
  • Durante la fase de dentición, su bebé probablemente intentará llevarse a la boca cualquier cosa que esté a su alcance. Estos objetos pueden estar llenos de gérmenes, exponiendo a su bebé a problemas potenciales de estómago y diarrea. A pesar de que la diarrea y, consecuentemente, la erupción del pañal no se consideran síntomas normales de la dentición, se cree que aparecen a menudo en este período debido a que su bebé se mete en la boca todo lo que encuentra. Trate de mantener limpios y desinfectados los elementos próximos a su bebé, y si la diarrea persiste, no dude en visitar a su médico.