Signos de los primeros dientes

La aparición de los primeros dientes puede ser un periodo muy estresante tanto para el niño como para los padres. Los primeros signos de la dentición aparecen normalmente sobre los 6 meses, pero a veces pueden aparecer antes. El proceso de dentición normalmente finaliza a los 3 años, cuando se han desarrollado todos los dientes de leche. Pero sobre los 6 años todo el proceso empieza de nuevo, esta vez con los dientes permanentes que reemplazan los de leche.

El proceso de dentición suele venir acompañado de una amplia variedad de síntomas que se inicial unos cuatro días antes de que aparezca el diente y duran otros tres días más. Los dientes normalmente crecen en parejas, y en la mayoría de niños los primeros dientes que aparecen son los incisivos centrales inferiores, o los dos dientes frontales inferiores. El espacio de tiempo entre la aparición de los dientes depende de cada indiviuo y difiere de un niño a otro. Sin embargo, hay un calendario general que le puede ayudar a saber qué esperar en lo relacionado con el proceso de dentición.

Síntomas de dentición

Los síntomas de la dentición varían mucho entre niños, mientas que para algunos puede ser sólo un proceso ligeramente molesto que dura un par de días, para otros puede ser muy molesto y durar más tiempo.

Los síntomas y signos comunes incluyen:

  • Encías rojas y hinchadas.
  • Babeo (más de lo habitual).
  • Frotarse las encías.
  • Morder, masticar o chupar cualquier cosa que puedan alcanzar; juguetes, dedos, artículos para el hogar, etc.
  • Enrojecimiento de la cara y las mejillas, a veces incluso mejillas calientes.
  • Frotarse la oreja del lado en el que se espera que salga el diente.
  • Apetito reducido, especialmente para alimentos sólidos, ya que masticar es incómodo.
  • Problemas para dormir y despertarse más durante la noche. Algunos padres afirman que los síntomas empeoran durante la noche. La razón es probablemente que el niño está soñoliento y cansado, por lo tanto más nervioso, por lo que todo se intensifica más de lo que sería durante el día.
  • Irritabilidad.
  • Llorar más de lo habitual.
  • Reflejo de la tos, la baba excesiva puede hacer que su hijo tosa. A menos que su hijo tenga otros problemas, como un resfriado o alergias, esto no debe causar problemas con la respiración.

Qué puede hacer para ayudar a su bebé

Sabemos que es difícil escuchar a su bebé llorar inconsolablemente, mientras siente que no hay nada que puede hacer. Un poco de cariño y atención ayudará, por lo que no dude en dar a su bebé muchas caricias.

Hay algunas acciones adicionales que puede poner en práctica para hacer que el proceso de dentición sea más fácil. Conozca más acerca de algunos remedios que pueden ayudar a reducir los síntomas, como geles fríos para encías con dolor. Además, ofrezca a su hijo numerosos juguetes seguros que pueda morder y utilizar para masajear sus encías.

El babeo excesivo puede ocasionar dolor e irritación en la barbilla de su niño, limpie la barbilla con una toalla suave tan a menudo como sea posible. También puede proteger la piel de la barbilla con una crema oleosa (la crema para los pezones puede servir).

Una nota importante

Algunos expertos relacionan la diarrea y fiebre con síntomas de la dentición, sin embargo, tenga en cuenta que cualquier fiebre mayor de 102ºF o 38.9ºC no debería ser considerada un signo del proceso de dentición, sino una causa para consultar con su médico. Una diarrea leve puede estar causada por el excesivo babeo que su hijo produce durante la dentición, sin embargo, una diarrea grave no es normal. Si nota alguno de estos dos síntomas, consulte con su médico para determinar la causa real de estos problemas.