Remedios para la dentición

Si a su bebé le están apareciendo los primeros dientes, usted probablemente esté familiarizado con el estrés que esto provoca a toda la familia. Aunque el número e intensidad de los síntomas depende de cada persona y difiere entre niñosm la mayoría de los bebés padecen al menos uno de estos signos de dentición habituales; babear, masticar, irritabilidad y nerviosismo, pérdida de apetito, sueño inquieto, frotarse las mejillas y orejas. Los síntomas empiezan unos cuatro días antes de la erupción del diente y duran normalmente unos tres días después. Para ayudar a su hijo a pasar por el proceso de dentición con el mínimo dolor posible, hemos recopilado una lista de posibles remedios que puede intentar.

Suave masaje de las encías

Aplicar una suave presión a las encías de su bebé le alivia los síntomas. Puede usar su propio dedo o una toallita húmeda, por supuesto asegure que sea lo que sea que introduzca en la boca de su bebé esté limpio para evitar causar una infección.

Mordedores

Los mordedores son juguetes para masticar que distraerán con éxito a su bebé de masticar artículos del hogar, sábanas y mantas o sus joyas. Están diseñados para ser seguros cuando se mastican, sin partes delicadas que puedan romperse y presentar un riesgo para su hijo. Sin embargo, si nota un daño excesivo en el juguete después de días en los que su bebé lo haya mordido, asegúrese de reemplazarlo antes de que se convierta en un riesgo para la salud.

Hay una gran variedad de mordedores en el mercado, goma, madera, dientes vibradores, juguetes de peluche, etc. Incluso puede encontrar "joyas mordedoras", colgantes con un bonito diseño que puede usar como parte de su propio estilo, mientras que al mismo tiempo son un juguete de morder seguro para su bebé.

Sensación de frío

CEl frío actúa como analgésico local, entumeciendo la zona y reduciendo la molestia. Por ello, una toalla mojada fría o un mordedor que se haya enfriado pueden hacer maravillas a un bebé que le salen los dientes. Asegúrese que el artículo no está congelado, ya que el contacto directo con el hielo puede dañar las encías.

Para un efecto muy calmante, sumerja la toalla limpia en una infusión de manzanilla y enfríelo luego en el frigorífico. La manzanilla es conocida por su efecto relajante en los niños por lo que ayudará a mantener a su bebé tranquilo.

Ya que muchos bebés pierden el apetito debido al dolor que sienten al masticar sólidos, un zumo de manzana frío, yogur o fruta triturada pueden ser snacks sanos que le ofrecen cierto alivio a la vez.

Proteger la piel de la irritación

Un síntoma común de la dentición es el excesivo babeo, que puede resultar en irritación de la piel. Limpie la cara de su bebé a menudo con una toalla suave (palmotee, no frote) y aplique una crema protectora en la zona de la barbilla.

Geles de dentición

Los geles que están especialmente diseñados para los primeros dientes del bebé pueden ofrecer un efecto calmante. Hay muchas cosas a considerar cuando se elige un gel de dentición para asegurar que es completamente seguro para su hijo. No debe contener medicamentos anestésicos, ya que pueden causar daño si se ingieren al anestesiar la garganta e incrementar el riesgo de asfixia. El gel no debe contener azucar que aumenta el riesgo de caries, pero debe tener un sabor agradable.

Puede aplicar el gel directamente en las encías del niño con su dedo o puede extenderlo en un jueguete mordedor.

Medicamentos

Si nada de lo que se ha mencionado ayuda, puede consultar con su médico sobre el analgésico más adecuado para su niño, como puede ser el paracetamol.