Cuando a su bebé le aparecen los primeros dientes

Al igual que caminar y decir sus primeras palabras, la aparición de sus primeros dientes es otro hito importante en la vida de su hijo. Aunque ver los primeros dientes cuando su pequeño sonríe es algo para estar contento, el proceso de llegar ahí puede ser muy estresante, para los dos. La dentición puede causar muchos síntomas incómodos, tales como encías sensibles e hinchadas, babeo, erupción en la barbilla, roer, problemas para dormir, etc. Sin embargo, cuando a su bebé le salen los primeros dientes, puede sentirse aliviado en que su desarrollo va por el buen camino. El desarrollo de los dientes es necesario para que su hijo pueda comer una dieta equilibrada, incluyendo alimentos sólidos, que es un requisito previo para un desarrollo adecuado y un sistema inmunológico fuerte. La dentición también juega un papel importante en el desarrollo de las habilidades lingüísticas. Masticar los alimentos realmente ayuda a fortalecer los músculos de la mandíbula, las mejillas, los labios y la lengua, todos ellos necesarios para poder hablar correctamente.

Cuándo empieza la dentición

Para la mayoría de bebés, los primeros dientes aparecen sobre los 6 meses. Sin embargo, es algo muy individual, y podrían aparecer a los 4 meses sin ser raro, así como tampoco sería raro que aparecieran a los 12 meses. Aunque la escala de tiempo en la que aparecen los primeros dientes de leche depende de cada individuo, hay algunas reglas generales sobre cuándo esperar que emerjan los dientes. Esta información se presenta mejor en forma de tabla de dentición.

El cuándo a su hijo le aparezcan los primeros dientes depende bastante de ustedes. Si a usted y su pareja les salieron los dientes pronto, es probable que suceda lo mismo para su hijo. Lo mismo ocurre si les aparecieron tarde.

Normalmente, los primeros dientes que aparecen son los dos dientes centrales inferiores o los incisivos centrales, seguidos de los frontales superiores. A veces los dientes siguen otro orden, pero suelen hacerlo en parejas. Estos dientes normalmente no causan mucho dolor ya que sus bordes son muy finos y no tienen problema al salir de las encías. Cuando su hijo cumple un año aproximadamente, los molares empiezan a aparecer (éstos son los dientes al final de la boca). Los molares son normalmente más incómodos que los incisicos, sobretodo debido a sus superfícies anchas que causan mucha presión y dolor para salir de la encía.

Para cuando su pequeño tenga tres años, todos los dientes de leche deberían estar en su lugar. Alrededor de los 6 años el proceso empieza de nuevo, los dientes de leche se caen y son reemplazados por los dientes de adulto. Este proceso necesita bastante tiempo, con las muelas del juicio apareciendo entre los 17 y 21 años.

Cómo aliviar los síntomas de la dentición

Como hemos mencionado al principio, la dentición puede ser un proceso muy desagradable. Algunos bebés muestran uno o ningún síntoma, mientras que otros no serán tan afortunados y pueden causarle muchas noches sin dormir. Existen algunos remedios probados que pueden aliviar algunas molestias, como un masaje suave, un mordedor frío con un gel de dentición aplicado a las zonas de contacto o proporcionarle a su hijo un paño húmedo y frío. Su bebé tratará de meterse en la boca cualquier cosa, por lo que es muy importante mantener a su alcance sólo las cosas que se les permite masticar y mantener sus manos limpias para tratar de evitar las infecciones. Siempre es una buena idea tener un babero o ropa de recambio a mano, ya que puede babear mucho y estar mojado y frío.